8 signos del zodiaco que son enemigos declarados

grupo de amigos 05

Hay gente que nos atrae irremediablemente, pero hay otras personas que nos provocan repulsión. No tenemos químca con ellas, sentimos un profundo rechazo y no somos capaces de estar a su lado sin que se produzcan conflictos. Simplemente, no nos llevamos bien, tal vez incluso nos odiemos.

Este sentimiento suele ser mutuo y si prestamos atención a los signos del zodíaco, nos encontramos con determinadas parejas que suelen ser enemigos declarados. Si tienes curiosidad por saber si te encuentras en la lista que hoy vamos a ilustrar, no tienes más que sumergirte tranquilamente en esta lectura. Estamos seguros de que la disfrutarás y además, podrás explorar un sector que hasta ahora nunca se ha investigado demasiado. Veamos de quién estamos hablando.

Piscis - Acuario

Cuando están juntos, estos dos signos se ven atrapados en una trampa emocional, por así decirlo. Y nunca llegan al fondo de las cosas, por eso son enemigos declarados. Tal vez se parezcan demasiado y por eso chocan entre ellos. ¿Los has visto pelear alguna vez?

Leo - Cáncer

Los dos signos más emocionales e irracionales, y también los más testarudos. No es fácil que conecten con nadie, y menos con un personaje similar al suyo. Son enemigos declarados, y no podría ser de otra manera. A veces es mejor que no se encuentren nunca, porque cuando lo hacen, el choque es estrepitoso.

Escorpio - Sagitario

Son enemigos acérrimos, entre otras cosas porque Escorpio es muy celoso, mientras que Sagitario es un fiel seguidor del lema"vive y deja vivir", un estilo que no coincide con las costumbres del primero. Además, su carácter es tan diferente que se hace inmanejable en muchas ocasiones. Si alguna vez los has visto juntos, ya sabes cómo se comportan.

Capricornio - Acuario

Estos dos signos constituyen el broche de oro para cerrar nuestra lista. Son dos personalidades muy peleonas y nerviosas. Ambos están muy ocupados con su vida profesional, por lo que nunca se reúnen y acaban discutiendo por los asuntos más tontos. El entendimiento es siempre la base de una relación que funciona y a ellos les falta.