Los 5 peores defectos del hombre Leo en una relación

hombre de espaldas 11

Leo está regido por el Sol y esto ya nos dice muchas cosas sobre este signo. Los leoninos tienen dos características muy presentes en su personalidad, el protagonismo y el movimiento. El protagonismo suele estar asociado a las actitudes individualistas de los Leo y también a que las personas de este signo suelen estar al frente de sus equipos. La cuestión del movimiento se refiere a sus acciones, ya que que siempre está pensando en el siguiente paso para conseguir sus objetivos. Pero esto no son más que dos de sus defectos, hay más. A continuación te mostraremos los principales defectos que tiene este hombre en una relación amorosa. Son los siguientes:

1. Todo gira en torno a él

Los leoninos suelen pensar que todo lo que ocurre en su entorno tiene que ver con ellos, lo que sabemos es una manifestación egocéntrica, pero que puede generar muchas rupturas en una relación. Leo se dedicará a preguntarte constantemente sobre tus actitudes o relaciones. Por ejemplo, es común te pregunten si estás hablando más con cierta persona solo para conocerla, cuando en realidad no les interesa conocer a dicha persona.

Esta cuestión también puede surgir de manera más suave en la vida cotidiana. Cuando va a salir a cenar con su pareja, es habitual que el leonino se ponga enfáticamente a elegir los lugares que le gustan. O cuando se da una fiesta en casa, el Leo elige qué personas serán llamadas. O, al ir al cine, la elección de la película será suya. Situaciones que aisladamente no parecen revestir importancia, pero que con la recurrencia acaban anulando a la otra persona.

2. Devuelve lo que le das en la misma o mayor intensidad

Leo necesita sentirse amado de manera continua en la relación. ¿Se trata de ese tipo de persona a la que le gusta salir en las fotos de su novia, que se empeña en recibir comentarios elogiando sus actitudes y trabajos y que le encantan las sorpresas.

Está claro que las demostraciones de amor son muy buenas para cualquier relación, pero a algunas personas y signos, como Sagitario, Acuario y Géminis, no les gusta que exijan demasiado en este sentido y prefieren las manifestaciones de amor más sencillas en su vida cotidiana. Una demanda de retribución demasiado insistente puede hacer que los sentimientos sean mucho más mecánicos y menos espontáneos.

3.  Siempre tiene razón

Por mucho que los Tauro sean el signo más famoso del zodiaco por su terquedad, los Leoninos son aún más testarudos. Esto se debe a que la "sabiduría" del Sol es grande, por lo que convencerles de que acepten otro punto de vista y argumentos contrarios al suyo puede ser una tarea extremadamente difícil.

Cuando se trata de asuntos triviales, que cuentan con estadísticas, datos e información, los leoninos se convencen rápidamente de los hechos. Pero cuando se trata de cuestiones más subjetivas, que implican visiones del mundo y formas de relacionarse y sentir diferentes, convencer a Leo de que su percepción es errónea puede ser muy difícil y doloroso.

4. Es rencoroso al máximo

En esta búsqueda incesante de ser correcto, Leo es capaz de recuperar hechos del pasado para sentirse superior en una discusión del presente. Presta atención a este punto y trate de reaccionar en el momento, si es el caso. Los leoninos son pacientes y dispuestos al diálogo y además suelen ser oyentes atentos y acogedores, por lo que vale la pena aprovechar para reconducir la conversación.

Por otro lado, esta característica también hace que los Leo guarden momentos vividos con mucho cariño, que son realmente notables para ellos. No podemos olvidar que Leo tiene un gran corazón, capaz de emitir calor y luz a todos los planetas del Sistema Solar.

5. En su casa manda él

El león es territorial, reconoce su espacio, lo conquista, lo protege y lo mantiene. Es difícil que Leo renuncie a sus conquistas y sabe en qué momentos debe sacarlas a la luz. A los leoninos les gusta mantener el territorio agradable y protegido, pueden ser grandes amantes de las plantas protectoras (como la ruda, la espada de San Jorge, la lanza de Ogum, la pimienta, etc.).

Su actitud territorial puede hacer que la otra persona de la relación se sienta intimidada y con el tiempo esto puede generar un sentimiento de no pertenencia. En el caso comprar o alquilar una casa entre los dos, el leonino se contendrá algo más, pero aún así, desatará en algún momento este rasgo de su carácter.