Tauro: Compatibilidad con otros signos en el AMOR, CAMA...

pareja feliz 19

¿Tú, hombre o mujer Tauro, eres compatible en el amor con Acuario? ¿Y con Aries? ¿Y en el sexo? ¿Tienen futuro como pareja? Hoy te respondemos a todas estas preguntas. Sigue leyendo y descubre con qué signo eres más compatible.

Tauro y Aries

Que surja el amor entre Tauro y Aries puede tardar un poco, ya que necesitan un periodo de tiempo para conocerse y acostumbrarse a sus particularidades, pero una vez están hechos el uno al otro forman una gran pareja. Aries necesita en su vida acción y aventura, pero también la estabilidad y comodidad que tauro le brinda. Y Tauro busca desarrollar su instinto protector con Aries. Así pues, los dos se sienten necesarios para el otro.

En lo que difieren notablemente es en las implicaciones del acto físico del sexo. Para Tauro las relaciones sexuales se centran en la consecución del placer por parte de los dos. Aries prefiere un enfoque emocional y no tan apasionado como Tauro desea expresar. En este punto, por tanto, también necesitan ajustarse para que sus relaciones íntimas satisfagan las expectativas de ambos.

Si en sus planes están las relaciones a largo plazo y el matrimonio tendrán que estar dispuestos a ceder en algunas cosas hasta estar al mismo nivel. Esta no es una combinación que vaya a funcionar si uno pretende imponerse al otro. Tauro tendrá que trabajar en ser menos obstinado y Aries en limitar un tanto su espíritu aventurero, ya que estas características de cada uno de ellos serán las que ocasionen la mayoría de conflictos al comienzo de la pareja. Pero si lo logran y se centran en apreciar mutuamente sus cualidades formarán una pareja que se complementa realmente bien.

Tauro y Tauro

La pareja formada por dos nativos de Tauro es una de las más fuertes. Si pueden olvidarse de luchas de poder y trabajan juntos, el amor florecerá con fuerza y serán capaces de formar una unión casi imparable..

El problema es que Tauro, por naturaleza, quiere ser el jefe, y compartir el poder es algo que no resulta de su agrado. Por eso entre dos Tauro suele haber algunos enfrentamientos iniciales, pero cuando llegan a la conclusión de que juntos lograrán más que enfrentados, están dispuestos a ceder.

El sexo entre dos Tauro es muy sencillo, ya que ambos saben lo que el otro quiere en la cama. La sensualidad mezclada con un punto salvaje caracteriza el sexo entre ellos, y su compatibilidad es siempre muy elevada en este terreno.

Tauro quiere una pareja que comparta sus valores y por eso las relaciones a largo plazo y el matrimonio entre dos Tauro siempre funcionan muy bien y superan cualquier dificultad que pueda cruzarse en su camino. El hecho de que conozcan sus respectivas necesidades y tengan una actitud de predisposición a satisfacerlas hace que formen un gran equipo. Si no permiten que su naturaleza terca interfiera en su amor, es una pareja hecha para durar.

Tauro y Géminis

El amor entre Tauro y Géminis requiere que los dos aprendan a demostrar amor de manera que el otro lo entienda y no solo bajo su propia manera de expresarlo. Géminis tendrá que dar más importancia a la parte física que Tauro tanto valora, y éste deberá encontrar el modo de que sus sentimientos se transmitan de modo que estimulen la intelectualidad de Géminis.

En el sexo tampoco parecen encontrar un camino en común, dado que buscan diferentes cosas. Tauro busca busca que a través del contacto físico y el placer su unión se haga más sólida , mientras que para Géminis el sexo no es más que un disfrute para los sentidos sin que necesariamente deba generarse a través de él una expectativa de futuro.

Géminis puede ser fiel, pero su naturaleza le invita a coquetear. Es parte de su personalidad. Tauro entiende que esta actitud es la de una persona en la que no se puede confiar, y por tanto las relaciones a largo plazo y el matrimonio entre ellos van a experimentar multitud de crísis que pueden poner en peligro su estabilidad. Solo si ambos están fuertemente comprometidos con la idea de permanecer juntos serán capaces de sortear este peligro.

Tauro y Cáncer

Tauro y Cáncer puede que no sean muy parecidos, pero definitivamente saben adaptarse  el uno al otro y esto es siempre una gran ventaja cuando se trata del amor. Tauro necesitará abrirse emocionalmente para acercarse más a Cáncer, y Cáncer tendrá que entender que detrás de cada acto no hay siempre una razón o un sentimiento complejo.

Para Tauro, el sexo se trata de placer y es en lo que se centra; para Cáncer, la unión de los cuerpos es una forma de conexión íntima. Sin embargo esta diferente forma de ver un mismo acto no afecta a su compatibilidad, ya que cada uno de ellos puede disfrutar de este juego a su manera sin que les suponga un elemento de fricción.

Cáncer y Tauro buscan ternura y necesitan sentirse comprendidos por su pareja. Los dos tienen una buena actitud en relación a los errores del otro y están siempre abiertos a perdonar y dar otra oportunidad, y es esa actitud la que hace que las relaciones a largo plazo y el matrimonio entre ellos puedan funcionar bien. El temor a romper no es algo que se produzca en esta pareja porque saben que siempre hay un modo de arreglar las cosas, y que con una mente abierta y el deseo de permanecer juntos, pueden superar cualquier dificultad.

Tauro y Leo

El amor entre Tauro y Leo no es nada fácil. Aunque ambos son tradicionales, en el fondo son muy diferentes el uno del otro, y dado que siempre quieren llevar la razón, su relación es terreno abonado para conflictos y enfrentamientos. A su favor juega que ninguno de ellos esconde sus cartas, y la sinceridad siempre es un factor que ayuda, pero carecen de la paciencia necesaria para lidiar con una pareja que tiene una perspectiva diferente.

En lo relativo al sexo su compatibilidad no es de las más altas aunque tampoco son incompatibles. Si se atraen físicamente lo suficiente y saben crear la atmósfera adecuada que les mantenga excitados pueden pasarlo bien juntos en la cama. Si no es así o si su motivación baja por que el tiempo ha disminuido su pasión tienden a volverse un tanto egoístas y a centrarse en su propio placer, dejando a un lado el de la otra parte.

Las relaciones a largo plazo y el matrimonio pueden llegar a buen puerto si logran superar  las reticencias iniciales al compromiso que ambos presentan. Los aspectos que los mantienen unidos y sus aficiones comunes pueden hacerles creer que tienen un futuro juntos, y aunque es bastante probable que experimenten multitud de altibajos, si saben sobreponerse a ellos pueden llegar a ser felices.

Tauro y Virgo

La pareja formada por Tauro y Virgo presenta una gran compatibilidad en el amor, ya que se entienden a las mil maravillas tanto en el plano físico como en el emocional. El problema con el que se encuentran ambos es su reticencia a abrirse a su pareja, algo que solo consiguen con el paso del tiempo y una vez que la confianza se ha asentado entre ambos. Forman por tanto una combinación muy interesante si se dan el tiempo necesario para conocerse a fondo,

Esta reticencia a mostrarse tal y como son cada uno de ellos se manifiesta con más énfasis en Virgo cuando se trata del sexo. Virgo tiene un montón de ideas entrecruzadas acerca de lo que le gusta y lo que debe expresar en la cama porque la opinión ajena le resulta muy importante. Por eso la interacción con Tauro, que busca el placer físico por encima de todo, le permite abrirse hacia una sexualidad más en consonancia con sus deseos ocultos. Una vez que comprueba que puede pedir y hacer lo que desea sin que nadie le juzgue, se abre a una sexualidad mucho más placentera.

Desde fuera puede parecer que Tauro y Virgo forman una pareja un tanto sosa y aburrida porque de cara al exterior los dos quieren impresionar. Pero cuando están solos estos dos saben divertirse, razón por la cual las relaciones a largo plazo y el matrimonio entre ellos suelen gozar de un éxito inesperado para casi todo el mundo.

Tauro y Libra

Tauro y Libra hacen gala de un alto grado de energía romántica, y sin embargo esto no implica necesariamente que juntos formen una buena combinación en el amor. Las inseguridades de uno y otro son la mejor gasolina para los conflictos, lo que sumado al espíritu de coqueteo que impregna las acciones de Libra y los celos que Tauro demuestra ante esa actitud, llevan casi siempre a un cocktail de permanente cuestionamiento de su relación. Por mucho que se amen, estos dos están siempre preguntándose si eligieron bien.

La relación de ambos signos en cuanto al sexo puede ser buena si se dan el tiempo necesario para ajustarse. En este caso los primeros encuentros puede que no sean para tirar cohetes, pero hay que tener en cuenta que Libra no tiene una especial habilidad para intuir las preferencias de su pareja. La paciencia y la confianza son aquí la clave para que los dos puedan llegar a disfrutar al máximo.

Tauro y Libra tienen muchas cosas en común y comparten un buen número de aficiones e intereses, por lo que pueden ver las relaciones a largo plazo y el matrimonio como una opción con posibilidades de funcionar. Sin embargo esta visión es por lo general demasiado optimista y suele dejar de lado los problemas que surgen frecuentemente entre ellos y que poco a poco van minando la convivencia. Quienes quieran aventurarse a probar descubrirán antes o después que su elección no fue acertada.

Tauro y Escorpio

Tauro y Escorpio necesitan de una intensa conexión romántica para superar la etapa de  amistad y que ésta se convierta en amor. Y si bien esto no le resulta demasiado difícil a Tauro, que gracias a sus cualidades puede llamar fácilmente la atención de Escorpio, su obstinación y celos suelen terminar por generar falta de confianza. Esta es , por tanto, una combinación que puede atraerse con cierta facilidad, pero a la que le cuesta más trabajo mantener la armonía y no caer en el deterioro progresivo de la relación.

Ambos son muy aficionados al sexo y se complementan bien. Tauro está feliz de la buena predisposición que muestra Escorpio para satisfacer sus necesidades, y Escorpio valora que sus propuestas de probar cosas nuevas tengan por lo genral una buena acogida por parte de Tauro

La lealtad es un valor muy importante para ambos signos, de ahí que necesiten estar muy seguros el uno del otro para plantearse relaciones a largo plazo y matrimonio. Y como les cuesta confiar y ven señales de peligro por todas partes, estos dos pueden pasarlo verdaderamente mal antes de llegar a tener cierta estabilidad. Muchas parejas Tauro/Escorpio no logran pasar a esta fase y se rompen antes fruto de esa desconfianza, pero si logran hacerlo, puede ser una de las relaciones más increíbles que existan.

Tauro y Sagitario

Que el amor surja entre Tauro y Sagitario no es en absoluto complicado. El verdadero reto es lograr que ese sentimiento perdure en el tiempo. Estos dos pueden sentir una gran atracción inicial pero según se van conociendo van descubriendo diferencias que los hacen sentir cada vez más alejados. Tauro se siente cómodo en su rutina y no está por la labor de salir de su zona de confort, mientras Sagitario quiere moverse todo el tiempo en busca de cosas nuevas que descubrir.

De todos es sabido que en el sexo las parejas necesitan cierto tiempo para ajustarse y que ambos puedan disfrutar al mismo nivel. El problema que surge entre estos dos signos es que el tiempo no mejora su baja compatibilidad sexual, que ellos atribuyen inicialmente al hecho de estar conociéndose. Cuando comprueban que las cosas en el dormitorio no funcionan, casi siempre terminan por tomar caminos separados.

Aunque las relaciones a largo plazo y el matrimonio son una posibilidad que no se puede descartar si estos dos comienzan como amigos y van construyendo desde allí, las probabilidades de éxito en este sentido son remotas en la mayoría de casos. Lo bueno es que incluso si optan por separarse lo harán sin grandes dramas, y el hecho de que no hayan funcionado como pareja no les impedirá seguir disfrutando de una bonita amistad el resto de su vida.

Tauro y Capricornio

Tauro y Capricornio pueden tener problemas para que surja el amor debido a las dificultades que presenta esta pareja de darse el uno al otro lo que emocionalmente necesitan. En otros ámbitos, sin embargo, pueden alcanzar un gran éxito, ya que es una pareja que trabajan muy bien juntos y son capaces de lograr casi cualquier cosa que se propongan. Pese a los problemas para conectar a nivel sentimental, si lo logran solo el cielo es su límite.

El sexo entre ellos se mantiene en el terreno de lo físico, siendo muy difícil que a través de la cama logren que se generen sentimientos románticos entre ellos. Esto es así porque los dos son reacios a abrirse y a mostrar al otro sus vulnerabilidades, de forma que no dejan que los sentimientos ganen terreno y se limitan a verse el uno al otro como un proveedor de placer. Lo cual, dicho sea de paso, los satisface plenamente.

La gran dificultad que tienen los nativos de estos signos para lograr que su atracción derive en amor y posteriormente en relaciones a largo plazo y matrimonio es precisamente este temor a arriesgarse emocionalmente. El premio de formar una pareja feliz y llevar una vida en conjunto que los haga sentir plenos solo puede llegar a través de que pierdan dicho temor y se atrevan a ser rechazados. Si nunca dan ese paso adelante la relación no evolucionará y difícilmente tendrá futuro.

Tauro y Acuario

Tauro y Acuario no tienen demasiado en común, por lo que la posibilidad de que surja el amor entre ellos es bastante reducida. La seguridad que a Tauro le ofrece su rutina es una cárcel para Acuario y sus valores difieren como la noche y el día. Tauro vive centrado en la consecución de mejoras materiales en su vida, y Acuario se mueve por las ideas. Como consecuencia en pocas ocasiones encuentran un nexo de unión que les anime a intentar juntos una aventura romántica.

Ni siquiera el sexo suele ser ese nexo de unión, ya que en la cama no terminan de entenderse. El comportamiento de Acuario está muy lejos de las expectativas de tauro, a quien le gustaría percibir más energía y entusiasmo en el desempeño de su pareja. Esa actitud pasiva termina por apagar cualquier tipo de conexión sexual que pudiera darse a través de la atracción física.

Por lo tanto, aunque en un principio el uno y el otro se entren por los ojos o tengan buenas conversaciones, no es muy probable que su interacción se dirija hacia las relaciones a largo plazo y el matrimonio. Con algo de suerte podrían tener una aventura puntual, pero a largo plazo sus perspectivas de éxito en el terreno sentimental son casi nulas.

Tauro y Piscis

Tauro y Piscis disfrutan de una conexión emocional como pareja que permite construir una relación basada en un amor sincero y honesto. Ambos se enfocan en que sus diferentes personalidades mejoren la del otro, en lugar de hacer de sus diferencias un conflicto. Tauro enseña a Piscis el valor de mantener el contacto con la realidad y no dejarse llevar por sueños vacíos, mientras que Piscis le aporta una perspectiva más imaginativa, liberando a Tauro de sus barreras mentales y haciendo que crea que puede lograr casi cualquier cosa que se proponga.

Forman una pareja altamente compatible en el sexo, ya que pueden experimentarlo a un nivel profundo y emocional sin que eso signifique que no se centren en obtener placer físico. De hecho las relaciones sexuales entre estos dos signos suelen ser muy intensas y llenas de pasión, lo que unido al alto grado de unión sentimental que les une en muchas ocasiones, deja a ambos totalmente satisfechos.

Las relaciones a largo plazo y el matrimonio entre ellos tienen unas expectativas razonablemente altas de funcionar bien. Por supuesto no siempre ocurre así, ya que en ocasiones la personalidad más inquieta y cambiante de Piscis es difícil de sobrellevar por parte de Tauro, pero si éste aprende a lidiar con esa faceta y no se muestra inflexible, pueden gozar de una vida plena y feliz.