Sagitario: Compatibilidad con otros signos en el AMOR, CAMA...

pareja feliz 12

¿Tú, hombre o mujer Sagitario, eres compatible en el amor con Cáncer? ¿Y con Géminis? ¿Y en el sexo? ¿Tienen futuro como pareja? Hoy te respondemos a todas estas preguntas. Sigue leyendo y descubre con qué signo eres más compatible.

Sagitario y Aries

Sagitario y Aries son impulsivos, aventureros y les encantan los nuevos desafíos, por lo que el amor siempre es una posibilidad latente entre ellos..

Ninguno es de los que prefiere imaginar sin asumir riesgos. Les encanta la diversión real y por lo tanto siempre están buscando nuevas formas de experimentarla. Es muy dificil, por tanto, que estos dos signos no tengan planes excitantes en todo momento. Su entusiasmo y optimismo es contagioso, y en este sentido se retroalimentan, siendo un apoyo y estímulo para el otro cuando por algún motivo su ánimo decae.

Su química en el sexo es brutal, por lo que se puede decir que el fuego, cuando prende, lo hace a lo grande. Si a su compatibilidad emocional se une la pasión, estos dos creerán estar viviendo en un cuento de hadas, y en la cama tendrán momentos inolvidables.

Como es lógico, con toda esta energía positiva circulando entre ellos, las relaciones a largo plazo y el matrimonio son el único destino posible. Ninguno de ellos encuentra a priori ningún motivo para dejar de lado una relación que le aporta tanta felicidad, y lo mejor de todo es que esta es una de esas combinaciones que parecen inmunes al paso del tiempo. La pasión y el entusiasmo, lejos de apagarse, permanecen con los años, y es muy común ver a otros alabar a esta pareja porque siguen igual de enamorados que el primer día.

Sagitario y Tauro

Entre Sagitario y Tauro no hay medias tintas en lo que se refiere al amor. O hay una pasión sin límites o una indiferencia absoluta. La principal razón es que sus vidas suelen haber sido muy distintas y estas experiencias previas han moldeado una forma de ser en la que todo se afronta desde distintas perspectivas. Sus distintos valores pueden generar atracción mutua pero también mucha tensión, ya que ninguno de los dos suele entender los motivos que llevan a l otro a reaccionar del modo que lo hace.

Puede que el sexo sea lo que les mantenga unidos durante un tiempo, porque el gusto de Tauro por dar rienda suelta a su lado más animal es muy del gusto de Sagitario, que adora la aventura. Pero una vez que la rutina se instale y esto no sea ya tan novedoso, Sagitario comenzará a perder interés y muy probable opte por poner punto final a la relación.

Entonces, ¿Es imposible que entre ellos puedan llegar a establecerse relaciones a largo plazo y matrimonio? No es imposible, pero sí muy poco probable. Tauro necesita confiar y eso lleva tiempo. Sagitario, por su parte, no tiende a quedarse mucho tiempo en el mismo sitio si las cosas no resultan excitantes, por lo que la propuesta de su pareja de una vida cómoda y estable no le seduce lo más mínimo. El resultado es que, aunque en un principio esta relación haya sido muy intensa, sus expectativas de durar en el tiempo son mínimas.

Sagitario y Géminis

Sagitario y Géminis parecen en principio dos signos con buena compatibilidad para el amor, pero en realidad esa conexión aparente no es tan profunda como parece a primera vista. A nivel de amigos se entienden bien, ya que nunca les faltan temas de conversación, pero como los dos están acostumbrados a llevar la voz cantante en lo que se refiere a los temas divertidos, no terminan de encajar como pareja, puesto que uno de ello debe cambiar su rol y esto les incomoda.

Eso sí, que no terminen de cuajar los sentimientos no impide que estos dos lo pasen en grande en el sexo. Los dos son abiertos de mente, y aunque sepan que no van a llegar a enamorarse, saben disfrutar de esta faceta. El problema es que cuando ya han experimentado todas las novedades les quedan pocos alicientes para continuar juntos.

Si llegan a conectar emocionalmente y a establecerse como pareja pueden amarse intensamente, pero las relaciones a largo plazo y el matrimonio no suelen llegar a ser una realidad. Para que esto sucede, ambos deben verse como una opción de futuro fiable y estable, y esto no sucede, no tanto por falta de voluntad como de falta de habilidades para  construir esa visión de sí mismos en su pareja.

Sagitario y Cáncer

La compatibilidad en el amor entre Sagitario y Cáncer es complicada. Sagitario se bloquea cuando Cáncer se muestra emocional, y lejos de tratar de ayudarle o implicarse, opta por no involucrarse en absoluto. Esto dificulta mucho que Cáncer pueda llegar a confiar en Sagitario como pareja, porque el apoyo es una parte central de cualquier relación, y cuantas más veces se producen estas situaciones, más se irrita Cáncer y se aleja la posibilidad de que entre ellos surja un sentimiento genuino y mutuo.

Sin embargo en el sexo se entienden bien, por lo que entre ellos pueden generarse intensos recuerdos de aventuras fugaces o encuentros ocasionales. Cáncer tiene una especial intuición para descubrir lo que le agrada a su pareja de cama, así que no cabe duda de que Sagitario agradecerá los esfuerzos de Cáncer por satisfacerle.

Si bien las relaciones a largo plazo y el matrimonio son una posibilidad remota en este caso, cuando se dan, tampoco son un remanso de paz. La necesidadade libertad de Sagitario choca frontalmente con los deseos de Cáncer de obtener ternura y seguridad en su relación. Sagitario normalmente se sentirá bajo presión ante estas demandas constantes y puede llegar a reaccionar mal, por lo que las discusiones son más que probables entre ellos.

Sagitario y Leo

Sagitario y Leo son bastante compatibles en el amor. Las personalidades de ambos son similares en muchos aspectos: dinámicos, sociales y aventureros, coinciden en una visión optimista de la vida, y por lo tanto se enfocan más en lo positivo que les aporta estar con el otro que en sus diferencias. No obstante, si Leo siente que Sagitario deja de prestarle la suficiente atención, los problemas pueden surgir.

En cuestión de sexo su compatibilidad va incluso un paso más allá. Sus preferencias y ritmos sexuales van a la par, y como consecuencia de ello pasan gran parte de su tiempo en un estado de excitación que les resulta muy divertido. El único problema en este sentido puede venir de las ansias de Sagitario de experimentar y no atarse, lo que puede ser frustrante para Leo.

Si llega el momento de plantearse relaciones a largo plazo y matrimonio es cuando Sagitario puede encontrar la excusa perfecta para marcharse. Este tipo de perspectiva no es lo que quiere para su vida, centrada en la satisfacción inmediata y sin preocuparse por el futuro. Leo, por su parte, quiere obtener seguridad, y si cree que Sagitario le está haciendo perder el tiempo, puede ser quien tome la decisión. En cualquier caso, cuando en alguna ocasión acaban juntos, esta diferencia de expectativas termina generando siempre problemas.

Sagitario y Virgo

Sagitario y Virgo se admiran y respetan, lo cual en principio es una buena base para el amor. Pero más allá de estos sentimientos les cuesta trabajo encontrar suficientes cosas en común que los mantengan enganchados e ilusionados.  Virgo es detallista y con gusto por el orden y la estética, Sagitario tiene una forma de ser más despreocupada y casual , y se maneja con gusto lejos de las aspiraciones de perfección y los altos estándares de Virgo. Estas diferencias suelen acrecentarse con el tiempo, y Sagitario suele querer salir del corsé en el que Virgo trata de encerrarles, mientras que a la inversa, Virgo también se cansa en cierto punto de la falta de aspiraciones de Sagitario.

En donde Virgo rompe con toda esa rigidez es en el sexo, lo que para Sagitario es una sorpresa agradable y una esperanza de que las cosas entre ellos pueden ser más relajadas. Los deseos de complacer de Virgo en la cama serán en buena medida lo que mantenga juntos a esta pareja por algún tiempo, pero según Sagitario va proponiendo novedades, Virgo puede terminar por sentir que sus esfuerzos no se valoran lo suficiente, lo que desemboca a veces en un deterioro de su relación.

Con todo ello no es dificil suponer que las relaciones a largo plazo y el matrimonio suponen todo un reto para estos dos signos como pareja sentimental. La gran ventaja que tienen es que si llegan a este punto ya tendrán acumulada una gran experiencia en lo que se refiere a la resolución de conflictos. Y aunque Virgo trabaja duro por cualquier relación en la que se involucre y Sagitario tiene siempre una visión optimista, la realidad es que tendrán que luchar mucho para que sus sentimientos no se vean superados por sus diferencias de carácter.

Sagitario y Libra

El amor entre Sagitario y Libra es una consecuencia natural de las muchas cosas que tienen en común. Su sentido del humor, su gusto por viajar y experimentar cosas nuevas, y un planteamiento de la vida relajado en el que pocas cosas son tomadas en serio. Además  los dos son generosos, inteligentes y amantes de la diversión. Por supuesto también existen diferencias entre ellos (la indecisión de Libra enerva a Sagitario y la brutal franqueza de éste tiene similar efecto en Libra), pero tienen elementos más que suficientes con los que construir un camino para recorrer juntos.

Un aspecto muy importante en la vida de cualquier pareja es el sexo y aquí Libra se verá en la tesitura de salir de su zona de confort si pretende satisfacer a Sagitario. En cualquier caso estos dos disfrutan con el juego de la conquista, y por tanto, desempeñando cada uno el rol en el que se siente cómodo, podrán gozar de unas relaciones íntimas muy satisfactorias.

La conexión de Sagitario y Libra es inmediata ya desde que se conocen. Primero se hacen amigos, luego llega la relación sentimental, y como todo va rodado, antes o después se plantean las relaciones a largo plazo y el matrimonio. Libra no busca conflictos ni drama y  el optimismo de Sagitario hace el resto. Aunque ocasionalmente puedan surgir discusiones, la solidez de esta unión es más que suficiente como para que los problemas nunca puedan romperla.

Sagitario y Escorpio

Sagitario y Escorpio exigen honestidad en el amor. Los dos entienden que este sentimiento no puede crecer en un entorno de mentiras y por tanto, es una de las primeras condiciones que ponen cuando su relacion está dando sus primeros pasos.

Sagitario, pese a sus buenas intenciones, puede encontrar que el amor de Escorpio es demasiado intenso y no le da suficiente margen de libertad, mientras que Escorpio, ante los intentos de su pareja Sagitario de tener más independencia, puede terminar pidiéndole un compromiso más estrecho. Sobre todo si esa deseada independencia se traduce en intrascendentes flirteos de Sagitario, algo que siempre termina por desencadenar los celos de Escorpio.

Lo que mantiene juntos a Sagitario y Escorpio  a pesar de sus diferencias es el sexo. En realidad ambos signos no son tan compatibles como creen ser, pero su sexo es tan bueno que están dispuestos a dejar todo lo malo a un lado con tal de poder seguir disfrutando de esa experiencia. Escorpio tiene una intuición natural para dar a Sagitario lo que quiere y esa química salvará muchas situaciones comprometidas.

Claro que lo normal es que en las relaciones a largo plazo y el matrimonio el sexo vaya perdiendo protagonismo y cuando esto sucede es cuando sus diferencias afloran con mayor crudeza. Escorpio entiende que una relación debe suponer un vínculo cada vez más estrecho, y Sagitario, según pierde interés, trata de obtener más libertad, sobre todo porque su espíritu optimista le sugiere que aún quedan muchas cosas excitantes ahí fuera por descubrir.

Sagitario y Sagitario

Aunque a veces dos personas del mismo signo hacen una gran pareja en el amor, en el caso de un Sagitario y otro Sagitario no es así.La existencia de muchas similitudes no es suficiente para que dos Sagitarios se entusiasmen entre sí. La mayoría prefieren una pareja de otro signo, porque encontrar en su pareja los mismos defectos y virtudes que ellos poseen les resulta aburrido. A

demás Sagitario no es un signo demasiado responsable, lo que significa que cuando llegan los problemas tienden a dejar que sea otro quien los afronte. Si los dos optan por esconder la cabeza cuando esto ocurre, es evidente que los problemas no harán más que agrandarse y que en algún punto se harán imposibles de manejar.

Por supuesto la cosa es muy distinta cuando no hay compromiso y los dos solo piensan en divertirse. Por eso en el sexo pueden funcionar bien, sobre todo si no establecen conexión emocional alguna, y por lo general así es. Dos Sagitario pueden ser buenos amantes y disfrutar de un sexo intenso mientras tengan claras las reglas del juego que se establecen entre ellos.

Si dos Sagitario deciden permanecer juntos y establecer relaciones a largo plazo y/o matrimonio necesitarán asumir responsabilidad, algo que no les apetece demasiado. Por eso no es una relación que suela funcionar por largas temporadas, aunque evidentemente, cuando los sentimientos son lo suficientemente fuertes alguno de ellos estará dispuesto a comprometerse para aportar la estabilidad y seriedad que requiere solventar los problemas de pareja.

Sagitario y Capricornio

Sagitario y Capricornio no son especialmente compatibles en el amor, a pesar de que admiran e incluso envidian cualidades del otro de las que ellos carecen. Pero la irresponsabilidad de Sagitario termina siempre por hacer mella en Capricornio, que no lleva bien ser siempre el que tenga que hacer todos los sacrificios para mantener la pareja a flote. Sagitario se limita a poner el toque de alegría que una pareja necesita, pero eso no es suficiente a largo plazo para afrontar desafíos de pareja. Por eso estos dos signos funcionan mejor si son amigos o familiares que si establecen una relación romántica.

En el sexo pueden funcionar bien si no se comportan con el egoísmo de las personalidades muy individualistas. Para que ello ocurra tendrán que llegar a un acuerdo cuando sus deseos y fantasías sean diferentes, de manera que cada uno esté dispuesto a renunciar ocasionalmente a sus gustos para satisfacer los de su pareja.

Las relaciones a largo plazo y el matrimonio son para Capricornio una especie de asociación con la que pretende crear una base financiera y echar raíces junto a alguien. Sagitario tiene un planteamiento muy distinto, ya que lo que quiere es descubrir mundo y vivir experiencias, y el éxito profesional o material no le importa tanto. Por eso, con objetivos tan diferentes es muy complicados que estos dos puedan llegar a formar una pareja estable que se mantenga a lo largo del tiempo.

Sagitario y Acuario

Los dos signos son inteligentes, independientes y creativos y forman una excelente pareja en el amor. La razón principal es que son capaces de conectar a los niveles más profundos pero también en lo superficial: igual pueden pasarse horas hablando sobre  filosofía, que hacerlo sobre su serie favorita.Acuario aporta dinamismo y acción, y ayuda a Sagitario a plasmar sus ideas en la vida real. Sagitario, por su parte inyecta a Acuario un entusiasmo por vivir que amplía sus horizontes y les hace ver el mundo de manera más excitante.

La verdad es que conectan tan bien que ni siquiera necesitan el sexo para pasar un buen rato. Pero, para alegría de ambos, en el sexo también lo disfrutan. Sagitario pocas veces se entrega al máximo por temor de que las cosas se pongan demasiado serias, pero con Acuario, que mantiene el sexo como un juego, las cosas son diferentes.

Como los dos buscan amor en el fondo de su corazón sin tener que renunciar a su sentido de la libertad, las relaciones a largo plazo y el matrimonio que tanto les cuestan asumir con otros son aquí una posibilidad real. No formarán una pareja convencional, pero eso es precisamente lo que los mantiene unidos.

Sagitario y Piscis

Sagitario y Piscis son definitivamente cualquier cosa menos compatibles en el amor. Pueden tener una buena conversación, pueden atraerse físicamente, pueden creer incluso que harían buena pareja, pero a largo plazo, si siguen juntos, terminan haciéndose daño.

Sagitario tiene una visión optimista del mundo, Piscis una pesimista, Sagitario es más de vivir experiencias, y piscis de imaginarlas. Como resultado su unión es un contínuo proceso de expectativas no cumplidas, ya que su pareja pocas veces o casi nunca estará en sintonía con los deseos de cada uno de ellos.

En el sexo tampoco conectan adecuadamente. Piscis quiere que el juego sexual sea una manera de vincular su almas, y mientras no entienda que eso ha sucedido, no llega a disfrutar plenamente. Sagitario no sabe muy bien como interpretar esa falta de satisfacción de Piscis y tampoco es entusiasta de un sexo íntimo como el que Piscis requiere.

Las relaciones a largo plazo y el matrimonio escasas veces se convierten en realidad y cuando llegan a serlo solo hacen que aumentar el sufrimiento de los dos. Ninguno de estos signos es abiertamente empático y esa falta de sensibilidad con el otro solo lleva a que cada vez se hagan más daño mutuamente. Antes de que eso suceda, harán bien en separar sus caminos y buscar a alguien con quien puedan conectar mejor.