Capricornio: Compatibilidad con otros signos (AMOR, CAMA...)

pareja feliz 08

¿Tú, hombre o mujer Capricornio, eres compatible en el amor con Aries? ¿Y con Virgo? ¿Y en el sexo? ¿Tienen futuro como pareja? Hoy te respondemos a todas estas preguntas. Sigue leyendo y descubre con qué signo eres más compatible.

Capricornio y Aries

Es posible que el amor entre estos signos pueda surgir, pero aunque no cabe descartar que puedan funcionar como pareja, es mucho más probable apostar a que lo harán como amigos. La razón es que sus formas de ver la vida son notablemente distintas, con Capricornio que prefiere tomar decisiones muy meditadas, y Aries que tiende a tomar riesgos y se mueve por impulsos.

El sexo no es una de las cosas que les unen, a pesar de que ambos tienen un alto nivel de confianza entre sí. Pero pocas veces la química surge con suficiente fuerza entre ellos como para engancharlos. Y no por falta de atracción, sino porque se mueven a ritmos distintos. Aries quiere un sexo inmediato y lleno de pasión, mientras que Capricornio necesita de más tiempo para llegar a esa fase.

En los casos en los que todas estas dificultades se superan y se plantean escenarios de relaciones a largo plazo y matrimonio es muy probable que con el paso del tiempo se establezca una lucha de poder entre estos dos, lo que casi siempre acaba por generar una enorme tensión.

Capricornio y Tauro

En el amor Capricornio y Tauro pueden considerarse signos bastante compatibles. Ambos buscan seguridad, tienen los pies sobre la tierra y les gusta el dinero. Se toman su tiempo en confiar en los demás y pueden ser algo testarudos. El contacto frecuente saca a relucir todas estas similitudes, de manera que en muchos casos surge la chispa fruto de esas afinidades.

Si esto sucede lo normal es que encajen bien en el sexo: Tauro se preocupa por dar a su pareja placer físico y nunca actúa con egoísmo en la cama y esto facilita que los dos se abran. Por lo tanto, es posible esperar que se produzca una conexión emocional además de la física, y que, como resultado, su química aumente.

Cuando las cosas avanzan y los dos comienzan a hablar sobre relaciones a largo plazo y matrimonio deben considerar que no todo es siempre tan ideal como en los primeros momentos. Una vez pasada la fase inicial, la atención de Capricornio se centra más en el trabajo y en la ambición profesional, y esto puede causar problemas en la pareja.

Capricornio y Géminis

En el amor Capricornio y Géminis son opuestos, pero ya se sabe que esto, lejos de ser un defecto, es lo que, en muchos casos, espolea aún más la atracción mutua.

Capricornio es siempre cauteloso, y nunca hace un movimiento hasta haberlo meditado cuidadosamente, mientras Géminis prefiere improvisar y se busca las mañas para salir de cualquier situación complicada en la que pueda involucrarse. No siempre están de acuerdo en sus formas de actuar, pero casi siempre consiguen lo que se proponen.

Géminis entiende el sexo como algo informal, un divertimento en el que disfrutar experimentando, mientras que Capricornio se lo toma mucho más en serio porque es conocedor del impacto emocional que este acto puede generar. De ahí que una aventura ocasional no es suficiente para conseguir que Capricornio saque a relucir toda su energía sexual, y se necesitará de una relación sostenida en el tiempo para que éste demuestre todo lo que puede ofrecer en la cama.

Las relaciones a largo plazo y el matrimonio no llegan de forma natural, y requerirán de un esfuerzo de adaptación a sus diferencias. A pesar de esto, ambos signos son inteligentes y con sentido del humor, así que si aceptan mutuamente con sus distintos modos de ver el mundo pueden construir algo duradero.

Capricornio y Cáncer

El amor entre Capricornio y Cáncer puede funcionar, aunque sean dos signos opuestos. La razón es que pese a ello tienen importantes intereses en común, como la familia, el amor y la seguridad.

Cáncer es más emocional, Capricornio aporta paciencia y comprensión. Cáncer necesita cuidados, y capricornio está encantado de asumir ese rol. Son, en definitiva, opuestos que no se rechazan sino que se complementan.

La pasión que estos dos demuestran durante el sexo es otra de las razones por las que las cosas pueden encajar entre ellos. Cáncer quiere sexo emocional, y cuando Capricornio ama a una pareja espera que ésta pueda apreciar la intensidad de sus sentimientos a través del sexo.

 A Capricornio no será fácil escucharle decir cosas románticas como le gustaría a Cáncer, pero Cáncer sabe que siempre puede confiar en que estará ahí cuando lo necesite. Y este es un punto de partida importante cuando alguien se plantea relaciones a largo plazo y matrimonio.

En definitiva, estos signos pueden formar una gran pareja y e incluso una gran familia, ya que también se desempeñan muy bien como padres.

Capricornio y Leo

El amor entre estos dos signos no llega fácilmente. A ambos les gusta ser el centro de atención, pero mientras Capricornio se conforma con ser protagonista de forma ocasional, Leo lo anhela todo el tiempo. Si a ello sumamos que Leo quiere vivir la vida como si fuese una fiesta perpetua y Capricornio tiene un enfoque más serio, es fácil deducir que el camino de los sentimientos románticos entre ellos no es fácil de transitar.

Los dos disfrutan del sexo apasionado, por lo que aquí pueden encontrar momentos de felicidad. Sin embargo, difícilmente van a llegar a algo más a través del sexo, puesto que Leo quiere libertad para cambiar. Solo en el caso de que ambos sean de mente abierta podrán mantener su actividad sexual lo suficientemente excitante, de otro modo lo más probable es que al final la monotonía haga su aparición.

Con tantas dificultades por sortear, las relaciones a largo plazo y el matrimonio no son posibilidades que se planteen con frecuencia, pero cuando se hacen realidad pueden ser muy enriquecedoras para ambos desde el punto de vista del desarrollo personal. Leo ofrecerá a Capricornio una perspectiva creativa de la vida, mientras que Capricornio puede ayudar a Leo a volver a tomar contacto con la realidad y empezar a vivir una vida con propósito.

Capricornio y Virgo

En el amor Capricornio y Virgo comparten más similitudes que diferencias. Trabajadores, concienzudos y resolutivos, son dos signos que no se rinden fácilmente ante los problemas y las dificultades. Esto se traduce en que, mientras otros tiran la toalla ante las desavenencias y sinsabores que el amor genera, Capricornio y Virgo siempre lucharán para que lo suyo funcione.

Capricornio y Virgo pueden ser reservados durante el sexo mientras se están conociendo, pero cuando confían el uno en el otro su química explota y transforma sus relaciones en una profunda relación emocional que trasciende el plano físico. La intimidad es algo muy serio para ellos, y a través de la experimentación antes o después encontrarán que son compatibles en la cama.

Puesto que comparten el mismo tipo de valores, y no temen al compromiso, las relaciones a largo plazo y el matrimonio entre estos signos suelen ser de carácter sólido y duradero. Se trata de una combinación favorable en la que ambos se aprecian y se respetan al máximo, por lo que ofrece muchas garantías.

Capricornio y Libra

Aunque a primera vista la sensación sea que en el amor Capricornio y Libra no son compatibles, la realidad es distinta. Libra tiende a cambiar de opinión y perder el interés por todo muy fácilmente, mientras que Capricornio siempre llega hasta el final y es fiable. Siendo tan distintos, cada uno aporta al otro, cosas que necesita. A fin de cuentas, el amor no consiste en juntar a dos iguales, sino dos piezas que encajen.

El sexo es parte importante de sus vidas, pero la atracción física puede ser un obstáculo. Estos dos necesitan algún tipo de conexión que vaya más allá de lo que les entra por los ojos, porque si no la tienen, es muy posible que el sexo se convierta en algo mecánico y repetitivo tras el periodo de novedad inicial.

Si sortean los problemas que se les vayan planteando por el camino, las relaciones a largo plazo y el matrimonio pueden terminar siendo de una solidez sorprendente para las que no apostaban por ellos. A Capricornio le encanta tener a alguien que le ayude en los momentos bajos y corrija su visión pesimista, mientras que Libra necesita a alguien que le proporcione guía y el entusiasmo y disciplina necesarios para ir a por sus objetivos.

Capricornio y Escorpio

El amor es casi una consecuencia natural de la sintonía que existe entre estos dos signos que se llevan tan bien. Escorpio es muy sensible, Capricornio no tanto; pero en cambio es honesto y siempre está ahí para prestar su apoyo a Escorpio, que es exactamente lo que  necesita. Además, a Escorpio le encanta poner un toque de misterio a todo, y esto mantiene a Capricornio intrigado y motivado a seguir avanzando.

Si hablamos de sexo, Capricornio y Escorpio no podrían ser más compatibles. Aunque Capricornio es reservado, alberga en su interior una mente abierta y dispuesta a experimentar, solo necesita el tiempo suficiente como para confiar en su pareja. Si esto ocurre, un mundo lleno de posibilidades se abre ante ellos, que dará lugar a todo tipo de aventuras que les conectarán física y emocionalmente.

Las relaciones a largo plazo y el matrimonio son siempre una posibilidad para Capricornio si su pareja tiene la paciencia necesaria para conocerlo. A su vez, Capricornio no es de decisiones precipitadas, así que también estará feliz con que las cosas avancen lentas pero seguras. Para que funcione una relación a largo plazo, es importante que Escorpio entienda que no debe jugar con Capricornio ya que su confianza es frágil y una vez rota será muy difícil de restaurar.

Capricornio y Sagitario

El amor entre Capricornio y Sagitario no es muy probable a largo plazo debido a sus incompatibilidades, aunque gracias a que ambos tienen un similar sentido del humor, y a que son inteligentes pueden vivir historias breves pero intensas si surge la atracción entre ellos.

Una vez que empiezan a conocerse más a fondo, salen a relucir todas sus contradicciones: Capricornio es perseverante, Sagitario no; Capricornio es paciente, Sagitario no; los Sagitario son optimistas, los Capricornio lo contrario.

Tampoco en el sexo son los que mejor conectan, ya que sus profundas diferencias de personalidad hacen que todo dependa de una atracción física muy intensa, algo que por lo general tiene un tiempo de duración bastante corto. Cuando descubren que son tan distintos en sus formas de ver la vida suelen ir alejándose el uno del otro.

Como resultado, es bastante improbable que se planteen relaciones a largo plazo y matrimonio. Son demasiado diferentes para tener un nivel de compatibilidad amorosa que les permita avanzar hasta ese punto, y pronto descubren que buscan cosas diferentes: Capricornio quiere seguridad y éxito financiero, y Sagitario solo busca aventura y sensaciones.

Capricornio y Capricornio

El amor está siempre lleno de dificultades entre cualquier combinación de signos y en el caso de dos Capricornio no es una excepción. Lo que sucede es que, al tratarse de un signo enfocado en el éxito, ambos miembros de la pareja lucharán juntos para superar esos retos. ¿El problema? Que su naturaleza competitiva puede llevarlos a tratar de demostrarse el uno al otro que cada uno de ellos tiene la mejor fórmula para lograrlo. Y así, lo que en principio podía ser una pareja sólida como la roca, puede terminar por convertirse en vulnerable por una estúpida lucha de egos.

En cuestiones de sexo, los Capricornio son complicados. Aunque hay quien puede creer que Capricornio es un signo aburrido en la cama, para nada es así. Simplemente necesitan encontrarse en el entorno adecuado y con una atmósfera de confianza que les permita atreverse a sacar a la luz todas sus fantasías. Sin embargo, entre dos Capricornios estas fantasías no siempre coinciden, y esto puede llevar a que prefieran optar por un sexo más previsible para no sentirse juzgados.

No más sencillas son las relaciones a largo plazo y el matrimonio. Una vez que se deciden a recorrer el camino juntos se olvidan de que los sentimientos deben alimentarse en el día a día, y pasan la mayor parte del tiempo centrados en sus objetivos profesionales. Al dejar de lado los momentos de disfrute juntos, es bastante común que terminen cayendo en la rutina y el aburrimiento, una de las principales amenazas para cualquier relación de pareja.

Capricornio y Acuario

En el amor Capricornio y Acuario no son totalmente incompatibles ni tampoco la pareja ideal; más bien se encuentran en algún punto intermedio, pero definitivamente pueden aportarse cosas positivas.

Ambos son inteligentes y trabajadores y tienden a estar más pendientes de su vida intelectual que sentimental, pero mientras Capricornio tiende a querer solucionar los problemas emocionales al modo tradicional, Acuario es lo contrario y suele sorprender con propuestas imaginativas y creativas para lograrlo.

El sexo puede ser una de las fuentes de esos problemas, ya que estos dos signos tienen enormes diferencias en la cama y las relaciones íntimas pueden convertirse fácilmente en fuente de frustración. Mientras que a Acuario le gusta el sexo rápido, divertido y sin demasiada trascendencia, para Capricornio es una experiencia intensa que quiere saborear con calma. Si la pareja ha desarrollado previamente una sólida amistad que permita máxima confianza, este tema podrá resolverse gracias al diálogo, de lo contrario, puede terminar por ser incluso causa de ruptura entre ellos.

En las relaciones a largo plazo y el matrimonio es donde se aprecian con más intensidad sus diferencias de personalidad. Aunque en un primer momento cada uno de ellos se haya ajustado en cierta medida al otro para complacerlo, a largo plazo su naturaleza se hace evidente. Capricornio se muestra a menudo confundido por la forma de actuar de Acuario, que sin ningún motivo especial busca convertirse en el centro de atención y a hacer lo que le place sin importar las consecuencias. Capricornio, por su parte, prefiere adherirse a las normas y reglas sociales establecidas, y esta divergencia es causa de no pocas discusiones.

Capricornio y Piscis

A primera vista Capricornio y Piscis no parecen especialmente compatibles en el amor, pero en realidad lo son, porque sus características se complementan. Sus diferencias no los alejan, sino que los enriquecen. Capricornio muestra a Piscis la importancia de vivir en la realidad y tener los pies en el suelo, mientras que Piscis colabora con su forma de ver la vida a que Capricornio salga de sus esquemas mentales cerrados y disfrute de aquello que no conoce.

El sexo entre Piscis y Capricornio es relajado, y entre ellos existe la comunicación necesaria para que cada uno pueda exponer al otro sus necesidades y deseos. Gracias a ello se establece un puente emocional que ayuda a que las cosas avancen y conviertan esta parte de su relación en un aspecto muy importante.

Esta es una de las razones por las que estos dos signos terminan enfocándose en relaciones a largo plazo y matrimonio. Piscis es un signo intuitivo y según pasa el tiempo y encuentra una mayor conexión con Capricornio es capaz de darle lo que éste necesita. Capricornio, por su parte, trata de devolver a Piscis la mejor versión de si mismo, por lo que la relación entre ellos gana en inspiración y felicidad con el paso del tiempo.