Cáncer: Compatibilidad con otros signos en el AMOR, CAMA...

pareja feliz 09

¿Tú, hombre o mujer Cáncer, eres compatible en el amor con Acuario? ¿Y con Sagitario? ¿Y en el sexo? ¿Tienen futuro como pareja? Hoy te respondemos a todas estas preguntas. Sigue leyendo y descubre con qué signo eres más compatible.

Cada vez hay más y más divorcios y es algo que ocurre en todos los países, sin excepción, aunque en algunos más que otros. Ver con qué signos tenemos más compatibilidad es muy necesario para estar al menos seguros de que cuando vengan los problemas, vamos a tener razones para continuar con nuestra relación.

Cáncer y Aries

En el amor Cáncer y Aries no es una combinación demasiado mala, aunque lo cierto es que no se puede negar que siempre van a surgir desavenencias entre ellos. Tanto uno como otro son creativos y brillantes, pero Aries tiene problemas para controlar sus impulsos y como resultado es muy probable que termine por herir a Cáncer de algún modo

En cuanto al sexo, a Cáncer le cuesta abrirse a nuevas experiencias si su compañero/a no es alguien con quien tenga una relación emocional. Aries, sin embargo, no necesita que hay un componente emocional ni entiende el sexo como un momento de especial intimidad entre personas, sino más bien como un divertimento. A pesar de estas diferencias, cuando Aries y Cáncer se atraen en este terreno, su vida sexual puede ser definitivamente arrolladora.

Si hablamos de relaciones a largo plazo y matrimonio también encontramos que uno y otro signo tienen perspectivas diferentes. A los Cáncer les encanta tomarse su tiempo con tal de que las relaciones crezcan de forma sólida, mientras que Aries es impaciente y no necesita que todo sea perfecto.

Cáncer y Aries son dos signos que parecen recorrer un mismo camino pero sin hacerlo juntos en todo momento. Pero una relación es posible si ambos están dispuestos a hacer ciertos cambios y concesiones al otro.

Cáncer y Tauro

En el amor Cáncer y Tauro suelen sentir, cuando se encuentran, que finalmente han encontrado su verdadera pareja. A los dos les encanta disfrutar de los placeres en compañía del otro, y no solo los carnales: la comida y la bebida, la música o el arte también pueden conectarles. Ambos son sensibles y cariñosos, especialmente con sus seres queridos.

En el sexo tienen una alta compatibilidad, ofreciendo al otro aquello que más necesita. Cáncer quiere ternura y una conexión cercana; Tauro quiere que su pareja sienta placer físico y verdadera satisfacción. Como resultado, las relaciones sexuales permiten un acercamiento emocional, al crear un entorno de felicidad que refuerza su vínculo.

Las relaciones a largo plazo y el matrimonio son definitivamente posibles si ambos se proporcionan seguridad y confianza. Puesto que a los dos les gusta ir despacio, y no precipitarse, las opciones de que su relación se consolide son muchas. Y cuando esto sucede, siempre estarán ahí el uno para el otro.

Cáncer y Géminis

En el amor Cáncer y Géminis tienen que afrontar importantes desafíos.

Los Cáncer son emocionales, los Géminis intelectuales, lo que significa que es difícil que estos dos se entiendan. Con éstos últimos siempre a la búsqueda de nuevas experiencias y retos, Cáncer lo tiene complicado, puesto que su aspiración está más orientada hacia crear un vínculo que le proporcione un espacio de confianza en el que sentirse seguro.

En lo que se refiera al sexo, Géminis tiene una buena disposición a probar cosas nuevas y experimentar, mientras que Cáncer prefiere un toque tierno. Por lo tanto, para que puedan conectar bien en el terreno sexual debe darse algún tipo de vínculo emocional y una comunicación fluida.

Si hablamos de relaciones a largo plazo y matrimonio, la actitud de Cáncer al respecto tiende a hacer que los Géminis se sientan asfixiados. Los Cáncer son profundamente cariñosos, tanto que pueden hacer que en comparación Géminis pueda parecer indiferente e insensible.

Sus principales problemas provienen de la frenética vida social de Géminis, que provoca que Cáncer sienta que no se atienden sus necesidades afectivas.

Cáncer y Cáncer

Dado que en el amor la compatibilidad es uno de los factores más importantes, es lógico pensar que dos Cáncer son la pareja perfecta y, en algunos niveles, efectivamente, conectan muy bien. Sin embargo el problema principal de Cáncer es su baja capacidad de gestionar el estrés emocional.

Eso quiere decir que cualquiera de los dos miembros de la pareja, pueden ser presa del resentimiento, rencor, malentendidos, y todo tipo de agitación emocional, y si consideran que su pareja no entiende sus motivos, pueden llegar a molestarse aún más.

En el sexo la pretensión de Cáncer es conectar a un nivel emocional profundo. Sin embargo, el sexo que no tiene en cuenta el placer físico, puede volverse aburrido o frustrante por lo que, este tipo de parejas necesitan experimentar, y tener una mente más abierta para lograr que en este terreno las cosas no se vuelvan monótonas.

¿Son posibles las relaciones a largo plazo y el matrimonio? Si ambos tienen la disposición de minimizar los problemas y no regodearse en los malos momentos, por supuesto que sí. De hecho un matrimonio o relación que involucre a dos Cáncer está construido para durar, siempre y cuando aprendan a mantener su relación excitante, ya que el aburrimiento puede aparecer después de cierto tiempo y esta es una amenaza que no debe pasarse por alto.

Cáncer y Leo

Para que el amor entre estos dos signos pueda funcionar, es necesario hacer un esfuerzo por parte de ambos.

Leo y Cáncer son, a su manera, un tanto dramáticos. Cáncer es sensible y Leo ama la atención y tanto uno como otro quieren sentir la confianza de que su pareja atenderá sus necesidades. Si esto no sucede es posible que surja la confrontación.

El sexo entre ellos se ve influenciado por el hecho de que ambos tienen personalidades fuertes. Así el exceso de pasión de Leo puede hacer que Cáncer se sienta incómodo, ya que este signo prefiere una experiencia más sensual y suave.

Si la personalidad de Leo es demasiado intensa en la cama, Cáncer se lo hará saber y esto puede crear problemas. Sin embargo, ambos signos pueden mejorar su vida sexual si son abiertos y escuchan las necesidades del otro.

Las relaciones a largo plazo y el matrimonio pueden darse fácilmente, puesto que los dos son leales y no tienen miedo al compromiso.

Como los dos son creativos, inteligentes y de buen corazón, aportan a su relación un montón de aspectos positivos, que facilitan una relación llena de amor y calidez. Si pueden encontrar la forma de ajustarse en aquellos temas en los que tienen planteamientos distintos, esta es una relación potencialmente llena de pasión y romance.

Cáncer y Virgo

En lo que se refiere al amor, cuando surge una relación entre Cáncer y Virgo suele consolidarse y mejorar conforme pasa el tiempo. Al contrario de lo que sucede con otras combinaciones de signos, sus diferencias encajan bien, y sus similitudes refuerzan aún más su vínculo.

En el sexo ambos son lo suficientemente tolerantes como para no cerrarse en banda y admitir nuevas prácticas que hagan su vida sexual más interesante. De ahí que haya una gran posibilidad de experiencias que abran la mente a considerar el sexo tanto como algo emocional o como un simple goce físico, con independencia de cuál fuese su punto de vista previo.

Para que se planteen relaciones a largo plazo y matrimonio ambos prefieren ir despacio y conocerse bien antes de hacer planes de futuro. A ninguno de los dos le gusta cometer errores y prefieren analizar bien todos los pros y contras de permanecer junto al otro, ya que una vez que den el paso, difícilmente darán el paso de separarse.

Cáncer y Libra

Cáncer y Libra no son una gran pareja en lo que se refiere al amor. Encajan mejor como amigos, aunque ocasionalmente puedan tener algunos desacuerdos y discusiones.

Cáncer no entiende por qué Libra actúa desde la razón y no desde el corazón, y esto crea una barrera que dificulta que sus respectivos corazones se abran. Si bien no es imposible que surja la chispa entre ellos y el amor surja, se enfrentarán a numerosas dificultades para mantenerlo vivo.

En donde sí hay una buena posibilidad de que sean compatibles es en el sexo. Eso sí, para que suceda deben tener una conexión más profunda que la simple atracción física. Podría decirse que cuando Cáncer y Libra quieren amarse el sexo es glorioso entre ellos, aunque, sus reservas en el plano emocional hace que ese amor difícilmente pueda llegar a desarrollarse plenamente.

Las relaciones a largo plazo y el matrimonio son, en consecuencia, bastante improbables, por muy buenas intenciones que tengan los dos. No se trata de que no puedan llevarse bien o que no se gusten lo suficiente, sino más bien de que no entienden por qué el otro hace lo que hace. Con tantos malentendidos como surgen entre ellos, lo mejor que  pueden hacer es no involucrarse románticamente y simplemente disfrutar de lo que pueden aportarse en otros aspectos.

Cáncer y Escorpio

Cáncer y Escorpio son signos que funcionan bien juntos. Intuitivos, sexuales y fieles, forman una excelente combinación en el amor.  Cuando deciden ir de la mano, concentran sus energías y son capaces de lograr lo que quieran. Además, al tener en común multitud de temas como la música, los libros y las películas, nunca les falta tema de conversación.

Escorpio es el más sexual de todos los signos, mientras que Cáncer trata este apartado como una manifestación de intimidad que le permite expresar sus emociones, Como resultado ambos descubren que las relaciones sexuales son una forma más de fortalecer su gran conexión.

Con todo esto no es extraño que Cáncer y Escorpio descubran pronto que las relaciones a largo plazo y el matrimonio son una posibilidad que se abre de par en par ante ellos. Tienen todos los ingredientes para construir una relación fantástica, así que, ¿Por qué no aprovecharlos si están dispuestos a dedicar sus vidas a hacerse felices el uno al otro?

Cáncer y Sagitario

El amor es una opción complicada para Cáncer y Sagitario. Y no por falta de atracción, sino más bien porque cuando pasa el periodo de enamoramiento se hace evidente que una relación entre ellos es problemática. Sagitario, incluso sin pretenderlo, hiere con facilidad los sentimientos de Cáncer, y aunque éste adora la inteligencia, el sentido del humor y el optimismo de Sagitario, no tarda en descubrir que el precio a pagar por estar juntos es muy alto.

En el sexo entre ellos existe un problema de fondo. Cáncer trata de entender porqué Sagitario no necesita de la emoción para disfrutar así como su deseo de cambio constante, pero no lo consigue. Y esta diferencia de planteamiento en cuanto el sexo hace que nunca terminen de conectar plenamente en el dormitorio.

Cuando se trata de relaciones a largo plazo y matrimonio, Cáncer valora una vida de hogar segura y estable mientras que Sagitario no quiere sentirse atado. Esta necesidad de independencia provoca que Cáncer se sienta abandonado, y aunque escuchar las aventuras de Sagitario le fascina, no le seduce la idea de unirse a ellas.

Cáncer y Capricornio

El amor entre Cáncer y Capricornio puede darse con facilidad, puesto que los dos signos forman una buena combinación. Ambos son creativos y dan gran importancia a la familia, por lo que cuentas con una base sólida para construir algo juntos. Pese a las diferencias que pueda haber entre ellos, explorar el terreno amoroso juntos puede ofrecerles grandes momentos

Además, la pasión en el sexo que ambos manifiestan es un buen estímulo para avanzar. Y dado que el componente emocional es para los dos muy importante cuando se trata de relaciones íntimas, la cama es un terreno que les une más de lo que les separa.

Sin embargo, no todo es tan bonito como pinta en un principio. Las relaciones a largo plazo y el matrimonio son un escenario que frecuentemente se plantea, ya que ambos se respetan y comprueban que tienen lo suficientemente en común, pero el factor material juega un gran papel aquí.

Si el dinero no entra en la ecuación es una relación que tiene una gran posibilidad de durar, pero si hay diferencias socio económicas entre ellos, antes o después es muy probable que uno de ellos enfoque la relación desde un punto de vista puramente de conveniencia.

Cáncer y Acuario

Es muy difícil que el amor verdadero surja entre un signo de Agua como Cáncer y uno de Aire como Acuario.

La razón principal es que los Cáncer se toman sus sentimientos muy en serio y necesitan hablar de lo que sienten con frecuencia, mientras que a los Acuario las demostraciones emocionales los hacen extremadamente incómodos, aunque la persona que las realice les importe verdaderamente.

A eso hay que unir que en el sexo tampoco conectan porque lo que les excita es muy diferente. Cáncer encuentra que el placer físico va unido a los sentimientos mientras que para Acuario la excitación viene a través de las ideas y fantasías. Esta disparidad impide que puedan disfrutar de unas relaciones sexuales que satisfagan a ambos al mismo tiempo.

No es de extrañar, por tanto, que las relaciones a largo plazo y el matrimonio pocas veces sean una posibilidad sería que consideren. Antes de llegar a eso suelen haberse producido suficientes desencuentros como para disuadirlos de que sea una buena idea.

Cáncer y Piscis

El amor entre Cáncer y Piscis es tan natural como respirar. Los dos son sensibles, románticos y cariñosos, y su creatividad es algo que los atrae a estar juntos.

Las sensibilidades artísticas de Piscis se complementan con el deseo de apoyo que Cáncer quiere proporcionarle en reconocimiento a su talento. Y en consecuencia pronto descubren que todo lo que les une se transforma en un deseo irrefrenable de recorrer el camino en compañía.

Así pues, con una conexión emocional tan fuerte como la que les une, no es de extrañar que el sexo entre ellos sea profundo, intenso e íntimo. Sus relaciones raramente son monótonas porque siempre hay nuevas ideas para mantener viva la llama de la pasión.

Es lógico pensar que con una conexión tan potente las relaciones a largo plazo y el matrimonio son el siguiente paso natural. Pero la realidad es que no siempre sale bien, porque entre todas las cosas que comparten también se incluyen los mismos defectos, y en muchos casos resulta revelador comprobar que lo que el uno y el otro se achacan son los mismos comportamientos que ellos practican.