Acuario: Compatibilidad con otros signos en el AMOR, CAMA...

pareja feliz 11

¿Tú, hombre o mujer Acuario, eres compatible en el amor con Libra? ¿Y con Leo? ¿Y en el sexo? ¿Tienen futuro como pareja? Hoy te respondemos a todas estas preguntas. Sigue leyendo y descubre con qué signo eres más compatible.

Acuario y Aries

El amor entre Acuario y Aries surge como resultado de que ambos tienen personalidades bastante similares. Los dos son extrovertidos e intensos, aventureros y espontáneos, y esto crea una afinidad de manera casi inmediata. Cuando se trata de discutir, esa misma impulsividad se vuelve en su contra, ya que no tienen filtro y pueden reaccionar de forma desproporcionada, pero por fortuna ambos entienden que lo dicho en el fragor de una pelea no es más que una reacción visceral momentánea, y que en ningún caso resulta motivo suficiente como para alejarles de alguien con quien disfrutan tanto.

Si hay una combinación abierta a experimentar e innovar en el sexo es esta. De ahí que para ellos las relaciones sexuales sean una de sus mayores fuentes de satisfacción. Un Acuario y un Aries compartirán sus ideas con libertad, sin temor de ser malinterpretados, y llegarán a acuerdos en aquellas cosas que les apetezca probar.

Las relaciones a largo plazo y el matrimonio entre Acuario y Aries son un reto. Por un lado les une un deseo común de aventura, por otro una tendencia a vivir de forma independiente. Ambos saben que será complicado encontrar mejor compañero de aventuras, pero no siempre estarán dispuestos a que éste sea en forma de pareja estable. Acuario y Aries siempre serán grandes amigos, y en caso de desearlo con todas sus fuerzas, también una gran pareja.

Acuario y Tauro

El amor entre Acuario y Tauro se encuentra con bastantes problemas una vez pasada la etapa de la primera atracción inicial. Cuando estos dos se van conociendo más en profundidad descubren que sus caminos les llevan en direcciones muy distintas y que sus objetivos vitales están bastante alejados. Acuario sigue cualquier idea que le resulte inspiradora y le sugiera que es posible crear un mundo mejor, mientras que Tauro se preocupa por cosas más mundanas y su prioridad es lo que le suceda a su círculo más cercano. Si los sentimientos crecen entre ellos será posiblemente a raíz de una visión distorsionada de sus realidades.

Esto suele incluir una disculpa acerca de la baja compatibilidad que estos dos demuestran en el sexo. Tauro quiere un sexo más intenso, pero acepta que Acuario se lo tome con más calma, al menos durante un tiempo. Pero en las relaciones de pareja no se puede ignorar el factor química, y cuando Tauro comprueba que ni siquiera un acercamiento sentimental estimula en Acuario esa parte salvaje que todos tenemos, es bastante común que comience a explorar otras posibilidades.

La atracción física y la buena conexión inicial son un punto de partida, pero raramente el final de esa atracción se concreta en relaciones a largo plazo y matrimonio. El desarrollo de su relación les irá mostrando con claridad que harían bien en explorar nuevos horizontes si quieren experimentar una vida feliz junto a una pareja, porque las perspectivas que se les presentan juntos no son las más brillantes.

Acuario y Géminis

Acuario y Géminis se caen bien desde el primer momento en que se conocen. Su conversación es natural y fluida, de manera que ambos se sienten cómodos en compañía del otro. De ahí a la amistad hay un paso, y si existe atracción física, el amor aparecerá en el horizonte más pronto que tarde. Por alguna razón que desconocen, suelen tener la sensación de que forman un buen equipo juntos, y la mayoría de veces esta impresión es acertada.

Entre ellos el sexo cobra una dimensión especial. Aparte del placer físico les sirve para sentirse más cercanos y consecuentemente para ir fortaleciendo los lazos emocionales que se puedan estar creando entre ellos. En la cama son capaces de reír, disfrutar y tener largas conversaciones cuando han finalizado el acto, por lo que su disfrute va más allá del placer erótico.

La posibilidad de que entre ellos se establezcan relaciones a largo plazo y matrimonio son elevadas si los dos están dispuestos a correr riesgos y no dejan que sus malas experiencias anteriores bloqueen sus sentimientos. Una vez que entre ellos se crea una total complicidad será muy difícil que se separen, incluso si las circunstancias se ponen en su contra.

Acuario y Cáncer

Acuario necesita quitarse cualquier tipo de caparazón emocional que pueda tener para que una posible relación con Cáncer pueda derivar en amor. La reticencia de Acuario a mostrar abiertamente lo que siente por alguien puede ser malinterpretada por Cáncer, mucho más emocional, como frialdad o desinterés. Así pues, las relaciones entre estos dos signos suelen ser complicadas.

Para Acuario el sexo es imaginación. Más que un físico lo que les excita son las situaciones que su mente pueda llegar a construir. Cáncer por su parte vincula el goce sexual a la existencia de un vínculo emocional, de forma que resulta complicado que estos dos disfruten en la cama en las primeras etapas de su relación. Solo si logran avanzar y construir un ambiente de confianza y complicidad podrán hacer del dormitorio un lugar especial.

El problema es que para que avancen lo suficiente como para plantearse relaciones a largo plazo y matrimonio es necesario que pase tiempo, y tiempo no es algo que les sobre. La actitud displicente de Acuario es una bomba de relojería en su relación con alguien tan intenso como Cáncer, y antes de que puedan llegar a conocerse realmente sin máscaras y a corazón abierto la conexión entre ellos habrá desaparecido.

Acuario y Leo

Que entre Acuario y Leo surja el amor no es más que la consecuencia de que pasen el tiempo necesario juntos como para descubrir que son almas gemelas. Desde que se conocen sus vidas se convierten en un torbellino donde siempre hay algo por hacer o un objetivo que perseguir. Aunque Acuario valora en gran medida su independencia, la idea de permanecer junto a Leo le resulta estimulante, incluso con los defectos que pueda encontrarle. De ellos depende como encauzar su relación, que puede ser de amistad, de negocios o romántica, pero si es esta última formarán una pareja de gran afinidad y que puede lograr el éxito en aquello que se proponga.

Precisamente porque necesitan de un tiempo para aclarar qué quieren ser, estos dos no se lanzan a tener sexo la primera noche. Pero como buenos integrantes de un equipo que funciona, en la cama también encajan. Cuando Acuario y Leo quieren disfrutar, los complejos quedan a un lado y ponen sus mejores esfuerzos en la tarea, lo que termina por satisfacer a los dos.

Entre ellos las relaciones a largo plazo y el matrimonio tienen un alto porcentaje de probabilidades de ser para toda la vida. Ninguno de sus respectivos defectos irrita lo suficiente al otro como para que se plantee la ruptura y los dos son conscientes de lo mucho que se aportan y lo complicado que es tener algo como lo que ellos tienen. Por lo tanto, le dan el valor que merece y lo disfrutan tanto como pueden. Una felicidad que será evidente a ojos de los demás y que despierta no pocas envídias.

Acuario y Virgo

Acuario y Virgo tienen suficientes cosas en común entre ellos como para que una atracción inicial pueda derivar en amor. Pero no son ciertamente dos signos que estén hechos el uno para el otro, porque tienen visiones del mundo y perspectivas sobre ciertos temas que los alejan. Nada, por otra parte que no pueda superarse con algo de buena voluntad, pero aquí la flexibilidad será un aspecto clave. Si uno y otro se muestran tolerantes con sus divergencias, tienen una posibilidad, pero si uno de ellos pretende imponer al otro su manera de pensar, ni siquiera sus aficiones en común podrán evitar que esta pareja se rompa.

Para Virgo es mucho más importante el sexo de lo que lo es para Acuario, de forma que pocas veces su conexión en este campo es lo suficientemente buena como para que ambos disfruten. De hecho Virgo suele mostrarse un tanto decepcionado acerca de las relaciones sexuales con una pareja Acuario, y aunque se abstenga de hacérselo saber, esta frustración puede ser un desencadenante para sus ruptura.

Con todo esto, solo las parejas más optimistas y luchadoras podrán llegar a establecer relaciones a largo plazo y matrimonio. En la mayoría de casos, aunque su relación sea cordial y tengan un buen concepto el uno del otro, no se ven como la pareja ideal, algo que ciertamente es así. Habrá casos en los que un nivel moderado de felicidad será suficiente para mantenerlos juntos, pero en muchos otros la expectativa de poder encontrar alguien con quien establecer una mayor conexión les empujará a tomar caminos separados.

Acuario y Libra

Acuario y Libra forman una combinación que ofrece buenos resultados a nivel sentimental. El amor entre ellos puede surgir a raíz de un deseo común de ayudar, o de conversaciones en las que se descubren altamente compatibles al compartir sus respectivos puntos de vista. Sin embargo cuando dan el pase de involucrarse en una relación romántica el camino inicial no resulta fácil, principalmente por las reticencias de Acuario a mostrar abiertamente sus sentimientos. Esto puede hacer que Libra perciba a Acuario como una persona algo fría, aunque más que frialdad es la incapacidad de Acuario de expresarse emocionalmente con palabras lo que genera este comportamiento.

Lo bueno es que este problema se solventa en gran medida a través del sexo. Aquí ninguno de los dos encuentra cortapisas para expresarse en plenitud, y por lo tanto sus sesiones son intensas y muy satisfactorias. Gracias a ello la pareja puede mantenerse unida y avanzar a pesar de los posibles problemas de comunicación que pudieran existir en algunos temas.

Las relaciones a largo plazo y el matrimonio entre Acuario y Libra funcionan bastante bien gracias a que los dos se centran más en lo positivo que en lo negativo de su vínculo. Son bastante tolerantes con los defectos del otro y aprecian lo que tienen en común. Pero lo más importante de todo es que comparten objetivos vitales, y eso, cuando se busca una compañía para el viaje de la vida, es uno de los aspectos más importantes.

Acuario y Escorpio

Acuario y Escorpio tienen formas muy diferentes de vivir y expresar el amor. Además de que no tienen muchas aficiones en común que puedan propiciar un acercamiento, son diametralmente opuestos en la forma en la que experimentan sentimientos románticos. Acuario es comedido y reservado a la hora de manifestar que siente algo especial, Escorpio necesita gritárselo al mundo y vive esa situación con notables dosis de euforia y desazón, hasta el punto de que convierte a su pareja en el centro de su universo.

Esta forma tan distinta de vivir la atracción y el enamoramiento no les impide, sin embargo, que puedan disfrutar juntos del sexo. En el día a día quizás no sean la pareja que más tiempo pasa junta por el espíritu independiente que gobierna las acciones de Acuario, pero sus sesiones de dormitorio son lo suficientemente estimulantes como para hacer que el interés se mantenga, al menos por un tiempo.

El corto plazo es donde sus diferencias se hacen más llevaderas, pero en las relaciones a largo plazo y el matrimonio adquieren una dimensión que hace complicada la convivencia. Viven en un continuo tira y afloja en el que Escorpio lucha por mantener cerca a Acuario mientras que éste anhela tener más libertad. Esto no augura un futuro prometedor para ellos, y es muy posible que llegado un punto en el que la situación se haga insostenible para alguno de los dos, tomen la decisión de intentarlo con otras personas que sean más afines.

Acuario y Sagitario

El amor entre Acuario y Sagitario surge como consecuencia de que ambos suelen descubrir pronto  que, no solo tienen una gran sintonía a todos los niveles, sino que también son capaces de aportarse multitud de cosas positivas a sus vidas. Estos dos lo pasan en grande tanto si se dedican a arreglar el mundo como si tratan cuestiones intrascendentes. Sencillamente, disfrutan cada minuto juntos, hagan lo que hagan. Como es lógico, cuando encuentras a alguien así, pasar el máximo de tiempo a su lado hace la vida más excitante y divertida, y estos son los adjetivos que mejor definen su relación.

La guinda del pastel es que estos dos también conectan muy bien en el sexo. Lejos de tener grandes expectativas sobre éste como un modo de expresarse emocionalmente, ambos se divierten en la cama sin necesidad de darle mayor trascendencia. En realidad no necesitan sus cuerpos para sentirse uno, porque sus mentes y su corazón ya lo sienten así. El sexo es para ellos un divertimento más, otra de las muchas cosas que disfrutan haciendo juntos.

Podría pensarse que dos signos que dan tanto valor a la independencia huirían como la peste de las relaciones a largo plazo y el matrimonio. Sin embargo ellos ponen sus propias reglas, y en ese sentido, funcionan juntos mucho mejor que otras parejas que lo son en un sentido más clásico. No necesitan estar juntos todo el tiempo, pero tampoco lo evitan porque se reconocen el uno en el otro como su compañero ideal de aventuras. Así pues, estos dos signos son la mejor demostración de que ninguna relación de pareja tiene porqué vivirse como una cárcel, y que con tolerancia, respeto y confianza cualquier pareja, por independientes que sean sus miembros, puede sobrevivir.

Acuario y Capricornio

Acuario y Capricornio pueden tener diferentes clases de experiencias en el amor. Las expectativas que uno tenga al respecto del otro pueden jugar aquí un papel determinante, porque si bien los dos son reservados en cuanto a su capacidad de expresar sentimientos, ambos necesitan sentirse queridos. Aunque el amor no sea su máxima prioridad en la vida, quieren saber que tiene a su lado a alguien que se preocupa por ellos, y si no son capaces de abrirse, terminarán por parecer dos extraños.

En lo que se refiere al sexo, sus enfoques son bastante distintos. Capricornio hace de esta experiencia algo más trascendente, vista su dificultad para demostrarle a su pareja cómo es en realidad. Por eso necesita que el sexo sea una vía de expresión que refuerce su vínculo emocional. Acuario, sin embargo, solo quiere que el sexo sea algo divertido y ameno con lo que despejarse para luego volver  a concentrarse en las cosas que más le interesan. Esta divergencia es muy posible que pueda ocasionar graves crisis entre ambos.

Es bastante común que si dos nativos de este signo están decididos a tener éxito en su relación se planteen las relaciones a largo plazo y el matrimonio casi como un reto. Es por ello que trabajarán cuanto sea necesario para tratar de sacarla adelante, por muchos inconvenientes que se presenten en el camino. Ahora bien, sus diferencias de fondo tarde o temprano saldrán a relucir, y será el modo en el que manejen estos conflictos lo que decantará la balanza hacia el lado del éxito o de la separación. Sin ser la pareja más compatible, pueden convivir a largo plazo, pero sin duda será un viaje lleno de sobresaltos.

Acuario y Acuario

Un Acuario encaja con otro en el amor porque es uno de los pocos signos que comprende la dualidad que les gobierna. Que Acuario pueda ser extrovertido en el trato pero reservado en los sentimientos es algo que desconcierta a muchas de sus parejas, pero otro Acuario entiende perfectamente la razón de por qué esto es así.

De hecho, la relación entre dos Acuarios puede ser vista desde fuera como un tanto fría o poco romántica, puesto que casi nunca harán demostraciones públicas de afecto ante terceros, pero ellos se sentirán felices pudiendo ser como son y sin necesidad de tener que forzar una pasión o expresividad que no les resulta natural.

En el sexo tardan en abrirse totalmente al otro, por lo que al principio sus relaciones pueden ser bastante tradicionales y sin mucha chispa. Pero según van conociéndose más  van tomando confianza para hacerse confidencias acerca de lo que les gusta y ambos se muestran dispuestos a satisfacer al otro. No serán un torrente de pasión en la cama, pero a ellos les basta.

Acuario es plenamente consciente de que algunas personas pueden encontrarles difíciles de entender, por eso valoran tanto tener una pareja Acuario, ya que prácticamente son los únicos que interpretan de manera correcta sus complejidades. De tal modo que cuando dos Acuario se plantean las relaciones a largo plazo y el matrimonio es porque saben que han encontrado una pareja que los acepta y no los juzga, y tienen la posibilidad de ser ellos mismos al 100%.

Acuario y Piscis

Acuario y Piscis suelen atraerse gracias a un gusto en común por las artes y todo lo que suponga algún tipo de manifestación creativa. Esta sensibilidad común que provoca el primer acercamiento, sin embargo, no se manifiesta de igual forma en el amor. Para Piscis  los sentimientos forman una parte esencial de su vida, algo que no sucede con Acuario, que se centra más en las experiencias. De este modo, cuando están juntos suelen haber altibajos en su relación que pueden causar crisis puntuales.

En lo que se refiere al sexo, sus interacciones suelen ser muy placenteras, especialmente si ambos están ya plenamente involucrados en una relación romántica. El problema entre ellos viene cuando el nivel de compromiso con la relación es muy distinto, y Piscis desea más de Acuario. Si esto sucede Piscis tratará de conseguir que Acuario exprese a través del sexo algo que no siente, y esto es muy posible que haga que Acuario se sienta incómodo y termine por evitar sus encuentros para salvaguardar su independencia.

Con dos signos que esperan cosas distintas de la vida, lo normal es que las relaciones a largo plazo y el matrimonio pasen por baches importantes. Piscis querría que Acuario fuera capaz de valorar la estabilidad y calidez del hogar y la familia, por lo que sus continuos proyectos y viajes le causan frustración. Para Acuario el matrimonio con alguien tan posesivo puede llegar a sentirse como una cárcel, de ahí que siempre encuentre alguna excusa para poder hacer cualquier actividad en solitario.